Prevenciones para evitarlo

Por Elena / hace 4 años / 0 Comentarios ».

La mayoría de personas han sufrido, sufren y sufrirán retencion de liquidos, es cierto que muchas veces este problema ocurre de manera temporal, debido generalmente a unos malos hábitos alimenticios, pero en otras ocasiones es una señal de que una parte del cuerpo no funciona correctamente.

Prevenciones para evitarlo

Normalmente la retencion de liquidos aparece con el calor, por lo que en verano debemos prestar más atención a nuestros hábitos de vida, aunque en ningún caso la causa de este problema proviene de una ingesta alta de líquidos. Concretamente, podemos enumerar algunos consejos para evitar la retencion de liquidos:

  • Controla la sal en las comidas. No es necesario eliminarla completamente, pero sí en mayor medida, ya que provoca que el cuerpo acumule líquidos que no necesita. Además, debes fijarte no solo en la sal que echas en la comida, sino también en la que contienen los alimentos que ya vienen preparados para comer. Para evitarlo es recomendable preparar comidas caseras y huir de los que ya vienen elaborados, y si no queda más remedio acudir a los bajos en sodio.
  • Bebe mucha agua. Puede parecer contradictorio, pero el agua nos ayuda a que el organismo este limpio y no haya retencion de liquidos. Un matiz importante, lo que hay que beber mucho es agua, en este grupo no están incluidas otras bebidas como los refrescos o los zumos (no naturales).
  • Uno de los alimentos que no pueden faltar en el menú diario son las frutas y las verduras, los más diuréticos de la pirámide. Contienen gran cantidad de potasio y son perfectos para depurar el organismo.
  • Sustituye el café por el té. Son mucho más saludables y evitan la retencion de liquidos, en concreto el té verde y el rojo. En la actualidad se ha puesto de moda la cola de caballo que cumple la misma función.

Si siguiendo estas recomendaciones no consigues eliminar o evitar la retencion de liquidos es probable que el problema tenga como origen algún desarreglo del cuerpo, por lo que es recomendable acudir al médico para realizar las pruebas pertinentes. Normalmente vienen generados por problemas de circulación de la sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad