5 Consejos para perder peso después del parto

Por Elena / hace 3 años / 1 Comentario ».

1 – No te apresures. Esta es la regla # 1 y más importante para perder peso y cuidarse después del embarazo. En tu vientre estuvo creciendo un bebé durante 9 meses, ahora necesitarás por lo menos nueve meses más para recuperarte, antes de que consideres una pérdida de peso definitiva. Mientras tanto, toma buenas decisiones para mantenerte a ti y a tu bebé bien nutridos y sanos.

2 – Amamanta durante el mayor tiempo posible. Las mamás que amamantan utilizan aproximadamente un extra de 750 calorías por día durante la lactancia, lo que puede acelerar la pérdida de peso. Si estás amamantando, pero todavía posees unos kilos de más, no te desanimes, la hormona de la lactancia, la hormona prolactina, también puede estimular el apetito y causar retención de líquidos. No te preocupes por esto, los niveles de prolactina caen entre los 4 y 6 meses, y las madres que amamantan a largo plazo son más propensas a experimentar los beneficios de una pérdida de peso.

perder-peso-despues-embarazo

3 – Escatima con los dulces. Una golosina ocasional está bien, pero las madres exhaustas a menudo comen galletas y dulces por comodidad, o una merienda rápida. Cuando se te antojen los dulces, elije frutas de temporada, o comida ligera endulzada con edulcorantes ricos en nutrientes como la miel cruda, jarabe de arce, o azúcar de caña sin refinar (rapadura). No te engañes a ti misma con el azúcar blanco y el jarabe de maíz de alta fructosa, es la manera más rápida para perturbar tus hormonas y asegurar una retención de peso.

4 – Come grasa (con moderación). La adición de grasas saturadas, como la mantequilla y otros productos lácteos (de animales que pastan), el aceite de coco, las nueces y el aguacate en tu dieta proporcionan las vitaminas solubles en grasa que tu cuerpo necesita para lograr un metabolismo constante y fuerte. Una dieta rica en grasa también aumentará tus niveles de energía y ayudará a prevenir un apetito temerario.

5 – Disminuye los carbohidratos. Aunque no debes eliminar por completo los macronutrientes de tu dieta (grasas, proteínas, hidratos de carbono). Puedes reducir los alimentos hechos con granos y  vegetales con almidón, como las papas y el pan, con el fin de reducir las calorías innecesarias. Si estás comiendo granos, hazlo con moderación, y asegúrate de prepararlos adecuadamente para reducir su contenido de ácido fítico.

Otros consejos que puedes hacer:

Come muchas verduras, un 80% de tus comidas.

  • Hidrátate.
  • Has ejercicio de acuerdo a las necesidades de tu cuerpo.
  • Duerme, descansa, relájate

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad